El Condado De Washoe Aborda Algunas Preocupaciones De La Comunidad

Jul 24, 2020

Read in English.

Padres, estudiantes y maestros expresaron sus preocupaciones la semana pasada sobre la propuesta del Distrito Escolar del Condado de Washoe de reabrir las escuelas en otoño aún en medio de la pandemia del COVID-19. La propuesta fue enviada al Departamento de Educación de Nevada para su aprobación final. Stephanie Serrano de KUNR tiene esta historia.

El oficial del Distrito de Salud del Condado de Washoe, Kevin Dick, está recomendando al Distrito Escolar del Condado de Washoe no reabrir las escuelas en el otoño debido al aumento de los casos de COVID-19. Dijo que hablará en la reunión de la junta escolar el martes cuando se espera que los administradores tomen una decisión sobre si reabrir las escuelas o no.

Los líderes del distrito respondieron durante un foro virtual a las preguntas enviadas por correo electrónico por los miembros de la comunidad. Los residentes expresaron inquietudes, entre otras preocupaciones, con respecto a los tapabocas, el distanciamiento social, y el acceso a Wi-Fi para quienes participan en el aprendizaje a distancia. Por su parte, los funcionarios dejaron en claro que la educación en el futuro simplemente ya no será igual.

El superintendente de área, Joe Ernst, dijo que los superintendentes de todo el condado se reúnen frecuentemente con los directores para decidir la mejor manera de reestructurar las aulas y distribuir suministros.

"En el clima de aprendizaje del siglo veintiuno [XXI] en el que vivimos, queremos colaboración", dijo Ernst. “Queremos compartir el espacio y estamos trabajando juntos. Ahora estamos dando un paso atrás y rediseñando realmente cómo mantener nuestros parámetros de seguridad. Y las escuelas están hablando sobre cómo individualizar los suministros".

Los líderes del distrito también expresaron el hecho de que cada escuela es estructuralmente diferente y requerirá cambios únicos para permitir seis pies de distancia social en cada aula. Es posible que algunos edificios necesitarán convertir sus cafeterías en salas de aprendizaje junto con áreas especiales, como aulas de arte y salas de música.

“Hemos hecho todo lo posible para encontrar una manera de hacer que nuestros hijos se sientan lo más normal posible, para que puedan seguir teniendo la experiencia de estar frente a un maestro y en un aula. Con eso vienen algunos sacrificios de distanciamiento físico y cubiertas faciales”, dijo Malena Raymond.

Raymond, quien es la presidenta de la junta directiva del Condado de Washoe, dijo que el distrito sobrepasa las exigencias del estado al pedir que cada estudiante y visitante use un cubrebocas en los campus. Raymond dijo que se proporcionarán máscaras a aquellos que se presenten a la escuela sin una, y que se distribuirán protectores faciales a los estudiantes con mayores problemas de salud.

En cuanto a los controles de salud del coronavirus, el distrito no chequeará las temperaturas en las escuelas. Las autoridades dijeron que no quieren amontonar a los niños en las entradas para evitar cualquier posible intimidación si hay que separar a un estudiante por tener la temperatura alta, tal vez por que el alumno estuvo corriendo o viene en un automóvil caliente.

En cambio, Margaret Allen, la directora de servicios de salud estudiantil, dijo creer que la salud comienza en el hogar y que por eso están creando una herramienta de auto revisión sanitaria que las familias pueden consultar antes de enviar a su hijo a la escuela. No obstante la herramienta es una recomendación y no será obligatoria.

“Si fuésemos a tomar temperaturas, tendríamos que hacerlo en la estación de autobuses. Cuando el estudiante sube al autobús y va a la escuela con la temperatura alta, ya ha expuesto a mucha gente”, dijo Allen. "Creemos firmemente que esta herramienta nos ayudará a todos a evaluar: ‘¿Estoy lo suficientemente bien como para estar en la escuela?’".

Además de las auto-evaluaciones de salud en el hogar, se requerirá que los maestros también evalúen a los estudiantes en clase, aunque no se proporcionaron detalles sobre cómo se haría esto. El distrito también le pedirá a los maestros programar horarios supervisados ​​de lavado de manos durante el día.

"Si un niño llega a la escuela y está enfermo, lo enviarán a la clínica donde lo examinarán un poco más en profundidad", dijo Allen. "Tendremos diferentes protocolos clínicos en los que los estudiantes enfermos se separarán de los estudiantes que vienen para un control de azúcar en la sangre".

En lo que respecta al acceso a la tecnología, el distrito busca comprar 4,000 computadoras portátiles. Sin embargo actualmente solo tiene recursos para asignar un dispositivo por hogar a quienes lo necesitan, incluso si la familia tiene más de un niño inscrito en el distrito. También hay un retraso de cuatro a seis semanas para ordenar las computadoras portátiles debido a una mayor necesidad en todo el condado. Chris Turner, director de información, dijo que el distrito también busca proporcionar acceso a Wi-Fi.

"Podemos proporcionar una conexión a Internet para nuestras familias", dijo Turner. "Tenemos autobuses habilitados con Wi-Fi que moveremos por el distrito durante ciertas horas y en poblaciones densas o con alta necesidad, donde podemos maximizar ese beneficio. Estamos en el proceso de adquirir 3,000 puntos de acceso móvil, es decir hotspots. La mitad ya llegó y estamos en el proceso de comenzar a utilizar estos dispositivos".

En este momento, el distrito aún está finalizando los protocolos de comunicación en caso de que ocurra un brote de coronavirus, y trabajando en algunos detalles de transporte para ciertas escuelas.