Piden Que Se Extienda Beca Nevada Promise Para Ayudar A Estudiantes Indocumentados

Apr 29, 2019

Read in English.

A Erika Castro le tomó años hacer trabajos ocasionales, cuidar niños y limpiar casas con tal de poder pagar la universidad. Como estudiante indocumentada, enfrentó más barreras para conseguir ayuda financiera que los ciudadanos de los Estados Unidos, quienes simplemente pueden llenar la Solicitud Gratuita para Ayuda Federal a Estudiantes (FAFSA) y obtener una beca federal Pell.

Ni los beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) ni los estudiantes indocumentados sin DACA pueden recibir ayuda federal.

“Para las personas indocumentadas, especialmente con nuestra administración actual, hay mucho miedo de hacer preguntas, de salir y encontrar esos recursos”, dijo a The Nevada Independent. “Así que muchos de ellos asumen que no hay nada o que los recursos que hay son muy limitados”. 

Castro, quien recibió DACA, ahora tiene un trabajo con la Alianza de Liderazgo Progresista de Nevada (PLAN) y promueve la Coalición de Inmigrantes de Nevada, este lunes ayudó a encabezar un grupo de unos 75 activistas en Carson City para participar en el Día del Inmigrante y el Refugiado, que se celebró por primera vez en la Legislatura estatal.

Entre otras cosas, el grupo está presionando para que se otorguen más becas de Nevada a estudiantes indocumentados.

Aunque la Beca Millennium — que se basa en logros o méritos y está abierta a todos los estudiantes de Nevada que obtienen una grado GPA de 3.25 o superior — la Beca Promesa de Nevada, que está basada en las necesidades de los estudiantes y cubre los gastos para el colegio comunitario o la matrícula para el Nevada State College, requiere que los estudiantes completen la FAFSA y busquen ayuda federal antes de que los fondos del estado estén disponibles.

Ese panorama puede ser desalentador para estudiantes indocumentados quienes no tienen un número de Seguro Social y no quieren revelar demasiada información personal a un gobierno federal que, así como otorga asistencia financiera para la universidad, también tiene el poder de hacer cumplir las leyes de inmigración en contra de alumnos indocumentados.

Así mismo, una nueva generación de estudiantes de high school se está preparando para graduarse sin tener acceso a DACA, un programa que la administración del Presidente Donald Trump terminó en otoño de 2017 y que solo acepta renovaciones, pero no nuevos solicitantes.

Cuando estaba activo, DACA requería que los solicitantes tuvieran al menos 15 años, por lo que un número desconocido de adolescentes de Nevada están llegando a la mayoría de edad sin poder contar con la opción de DACA.

“Muchos de estos estudiantes se están graduando de la high school bajo la misma situación en la que me gradué de la high school“, dijo Castro, quien enfrentó problemas para pagar sus estudios universitarios en 2010, antes de que surgiera DACA. “Eso es parte de lo que estamos haciendo hoy aquí para asegurarnos de que les estamos proveyendo algo”.

Lea la historia completa en The Nevada Independent- En Español.