Cambios En Inmigración Por COVID-19: Entrevista Con La Abogada De Inmigración Kathia Pereira

May 10, 2020

Cierres de negocios no esenciales y otras estrictas medidas sanitarias implementadas para enfrentar al COVID-19 han tenido efectos en todas las áreas, incluyendo el sistema migratorio de los Estados Unidos.

Desde la suspensión temporal de la inmigración legal hacia el país, restricciones en la frontera, y cierre de oficinas, el panorama actual se ha traducido en una renovada incertidumbre ante lo que sucederá para hacerle frente a retrasos, naturalizaciones pospuestas, trámites truncos, visas expiradas o peticiones pendientes debido a la crisis por el virus; dejando a inmigrantes en un nuevo compás de espera. 

Asistencia pública e inmigración

Una de las áreas vitales que han salido más afectadas para los inmigrantes en medio de la crisis, es el sistema de salud y asistencia, que ya antes de la pandemia había pasado por cambios significativos.

Tal es el caso de la regla de carga pública, que fue implementada a principios de año por la administración del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, y que permite que el gobierno federal niegue la entrada o el estatus legal a inmigrantes, si las autoridades consideran que el solicitante se pudiera convertir “en una carga pública en cualquier momento”.

La medida no afecta a solicitantes de asilo, ciudadanía, refugiados, víctimas de trata de personas o víctimas de violencia doméstica.

A mediados de marzo, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) anunció que si personas afectadas por el coronavirus requieren tratamiento o servicios preventivos “no afectará negativamente a ningún extranjero como parte de un análisis futuro de carga pública”.

La dependencia también alentó al público, incluyendo extranjeros “con síntomas que se asemejan a la enfermedad de Coronavirus a buscar el tratamiento médico o los servicios preventivos necesarios”.

***

En esta entrevista, que ha sido ligeramente editada para brevedad y claridad, la abogada de inmigración Kathia Pereira responde algunas preguntas acerca de estos escenarios, incluyendo la ayuda por estímulo económico y violencia doméstica. 

Pregunta (P): En el área de inmigración: ¿Cómo eran las cosas antes, y cómo son ahora debido a la pandemia?

Respuesta (R): Desde que entró la nueva administración [Trump] todos los procesos de inmigración se hicieron muy lentos. Y ahora los vemos aún más lentos.

P: Este 22 de abril el gobierno anunció que la inmigración hacia los Estados Unidos estará suspendida durante 60 días, y señaló que podría suspender o extender esa proclamación antes, o al término de su vigencia; dependiendo de la situación en que se encuentre el país. ¿Qué significa en sí esta proclamación?

R: Cuando recién la anunció el presidente pensamos que era realmente una suspensión de la inmigración, pero en realidad es una demora de 60 días más para aquellas personas que tienen una petición familiar que no es la de un esposo ciudadano, o de un padre ciudadano a un hijo menor de 21 años. Para todos los demás, el proceso se demora 60 días más.  

P: ¿A quiénes afecta?

R: A quien creo que es el más afectado es al niño menor de 21 años de un residente legal. Porque, pasarse de los 21 años en la petición de un residente, significa pasar de obtener la residencia en 2 o 3 años, a obtener la residencia en 20.

También afecta a las peticiones de hermanos, de hijos casados de ciudadanos, de hijos solteros mayores 21 años de ciudadanos, a las de los hijos solteros mayores de 21 años de residentes, a las residencias de trabajadores que han sido pedidos por sus patrones. 

Y es una pena, porque hay gente que está esperando la cita y ahora va a tener que esperar a que le llegue otra cita, porque no se la pueden dar dentro de los próximos 60 días. Pero hay que seguir avanzando. 

P: ¿Usted ha visto casos en que esta proclamación en específico esté teniendo un efecto negativo en sus clientes?

R: No. Es que, realmente, 60 días para procesos que se demoran 2 o 3 años, no es un gran impacto. En el único caso en que creo que es un gran impacto, es en estos muchachos que pueden pasar de una categoría a otra. Pero en los otros casos, realmente es parte del lento proceso de inmigración. 

P: ¿A quiénes no afecta la proclamación de suspensión temporal de la inmigración hacia los Estados Unidos?

R: No le afecta a la petición de un ciudadano, a su esposa, o a sus hijos menores de 21 años. No afecta a ningún doctor o enfermera que vaya a tener la cita en los próximos 60 días para su residencia, a ninguna visa de inversionistas, ni a ninguna visa temporal de trabajo.

No afecta a las visas de turista. O sea, afecta básicamente a las green cards, a las residencias de peticiones familiares que son una categoría preferencial, afecta a los padres de los ciudadanos que pensaban tener una cita en los próximos 60 días. Ellos son los más afectados.  

Lea la historia completa en The Nevada Independent - En Español.