Una Combinación De Recursos: Cómo Alcanzar La Audiencia Hispanohablante Durante Una Pandemia

May 20, 2020

Read in English. 

Debido a los constantes cambios en la información sobre el COVID-19 y el aún desconocido impacto del virus en el norte de Nevada, los esfuerzos para actualizar a los hispanohablantes en la región acerca del coronavirus han tenido que hacerse de varias formas. 

Una combinación de iniciativas en la comunidad, la ciudad y el condado brindan algunas novedades, pero estas medidas parecen no llegar a todos. Además, algunos hispanoparlantes no tienen acceso a la tecnología, incluso los teléfonos inteligentes o las computadoras, para acceder la información que sí existe.

En la Clínica Alma en Sparks, al menos 90 por ciento de los pacientes hablan español. La gerente de la oficina, Brenda Piñón, dijo que ahora las consultas de la clínica se hacen por video, en vez de en persona. Pero la transición a citas por video ha sido difícil para muchos pacientes quienes enfrentan barreras digitales y de alfabetización.

[Cita original en inglés]

“Before this a lot of our patients wouldn’t even like to speak on the phone,” Piñón said. “They wouldn’t call. Any question, even if they had a question about their appointment, they would come in person. Technology and switching them over to video has definitely been a challenge.”

Traducida:

“Antes de esto, a muchos de nuestros pacientes no les gustaba hablar por teléfono”, explicó Piñón. “No llamaban. [Para] cualquier pregunta, incluso si tenían preguntas sobre sus citas, venían en persona. La tecnología, y el cambio a video, seguro han sido retos”. 

Antes del COVID-19, alrededor del 10 por ciento de los pacientes perdían sus citas en la clínica. Ahora que las consultas son virtuales, entre 40 y 50 por ciento de los pacientes no se conectan a las llamadas. Piñón dijo que este pico es debido a que algunos pacientes no tienen un dispositivo adecuado para unirse a una consulta virtual. Para otros, les parece demasiado extraño la idea de una cita médica a través del teléfono o la computadora. 

Además, el equipo de la clínica ve que los pacientes se confunden sobre cómo verificar la información del coronavirus. 

[Cita original en inglés]

“There are a lot of rumors going on and they don’t know where to get information,” Piñón said.  

Traducida:

“Hay muchos rumores circulando y no saben dónde obtener información,” dijo Piñón. 

Por lo tanto, los latinos en la región necesitan actualizaciones precisas sobre el COVID-19. Según datos incompletos publicados el 23 de abril por el Distrito de salud del condado de Washoe, casi la mitad de los casos positivos del coronavirus hasta ese momento eran latinos. Los datos sólo incluyó aquellas personas dispuestas en revelar su raza y etnia.

Para ayudar en la distribución confiable sobre el coronavirus, Piñón y otros empleados, incluso la enfermera especializada de la clínica, organizan videos bilingües por Facebook al cual llaman, “Caso Abierto”. 

En estos videos recopilan datos y novedades del COVID-19 de fuentes como la Universidad de Johns Hopkins y la Organización mundial de la salud. Han notado que la comunicación verbal es la forma más efectiva de conectar con muchos de sus pacientes, en lugar de enviar mensajes de SMS o correos electrónicos. 

Durante la pandemia, junto con la Clínica Alma, otras organizaciones comunitarias como los Servicios Hispanos Nacionales y Tu Casa Latina ofrecen recursos relacionados con la inmigración, violencia doméstica y otros servicios sociales. 

Además de estos esfuerzos a nivel local, el coronavirus también llevó al personal de comunicaciones de la Ciudad de Reno a organizar eventos virtuales en español, algo que no habían hecho antes.

Cynthia Esparza dirigió la primera transmisión en vivo en español de la ciudad a través de Facebook y dijo que el COVID-19 ha traído atención a la necesidad de la ciudad de involucrarse más. 

[Cita original en inglés]

“There’s been a spotlight put on the need, and it’s been exhilarating and stressful and very rewarding to be a part of the process,” Esparza said. 

Traducida: 

"Se ha destacado la necesidad, y ha sido estimulante y estresante y muy gratificante ser parte del proceso", dijo Esparza.

La ciudad también organizó su primera junta comunitaria virtual en español y hará otra en las próximas semanas. 

María Davis está a cargo del alcance comunitario hispano para el Centro de información regional de COVID-19, que es un esfuerzo conjunto entre varias agencias en el condado de Washoe. Es intérprete judicial certificada y su puesto temporal fue creado específicamente para ayudar a informar a la comunidad latina durante la pandemia. 

Recientemente narró paso a paso en español el proceso de prueba para el COVID-19 para un video compartido en línea por el Centro de información regional.

Ella también ofrece actualizaciones en español sobre el coronavirus a emisoras de radio, televisión, y grupos de Facebook en nuestra área. Para las personas que no cuentan con acceso a un teléfono inteligente o Internet, ella distribuye copias impresas con información sobre el COVID-19, mismas que se entregan a la par de donativos de alimentos.

[Cita original en inglés]

“Sometimes it’s hard because they don’t have Internet, and some might have a phone but then they don’t have any data for the time being, so they have to wait until someone lets them use a phone,” Davis said. “We’d like to think that they are connected to Facebook, not everyone is able to do that.”  

Traducida: 

“A veces es difícil porque no tienen Internet, y algunos tienen un teléfono, pero por el momento no tienen datos, por lo que tienen que esperar hasta que alguien les permita usar su teléfono”, comentó Davis. “Nos gustaría pensar que todos están conectados a Facebook, pero no todos pueden hacerlo”. 

Davis también anima a los hispanohablantes a visitar covid19washoe.com. El sitio del Centro de información regional tiene una página con algunos recursos disponibles en español. Esto consiste de los comunicados de prensa y un formulario de asesoramiento del distrito de salud sobre el coronavirus.

Asimismo para Davis, una parte importante de su papel es encontrar miembros de la comunidad, desde entrenadores de fútbol hasta sacerdotes, para ayudarle a compartir información sobre el COVID-19 con hispanohablantes, especialmente aquellos que tienen acceso limitado al mundo digital. 

[Cita original en inglés]

“If I’m going to go wait for people to find the website, that might never happen,” Davis said. “For some of those really hard to reach people that just don’t have access to technology or don’t know how to access technology. So I’m asking the leaders in our community, the key leaders.” 

Davis explicó que no puede esperar a que todos visiten el sitio web porque eso no va a suceder. Agregó que este es especialmente el caso con las personas que ya son realmente difíciles de alcanzar porque simplemente no tienen acceso a la tecnología o no saben como accederla. Por eso, le pide a los líderes comunitarios a que ayuden a difundir esta información.

Algunos de estos líderes han encontrado sus propias maneras de actualizar a los miembros de sus comunidades. Por ejemplo, el padre Jorge Herrera de la iglesia Little Flower en Reno difunde sus servicios en español a través de una transmisión en vivo por Facebook e incorpora información sobre el coronavirus en sus sermones.  

Incluso con todas estas iniciativas, Brenda Piñón, de la Clínica Alma, dijo que todavía hay mucho trabajo por hacer.

[Cita original en inglés]

“That’s something that’s missing in the community of Northern Nevada. The Spanish speakers, our the Latino and Hispanic community, they don't have anywhere really to turn for trustworthy information,” Piñón said. 

Traducida: 

"Eso es algo que falta en la comunidad del norte de Nevada. Los hispanohablantes, nuestra comunidad latina e hispana, realmente no tienen ningún lugar donde pueden obtener información confiable”, expuso Piñón.

Agregó que este problema ha existido desde mucho antes de que la pandemia lo haya sacado a la luz. 

Esta nota fue producida en asociación con Noticiero Móvil