El regreso al aula de un docente de matemáticas del condado de Washoe

Sep 3, 2020

Read in English. 

En agosto, José Piceno comenzó su quinto año como profesor de matemáticas en la escuela secundaria de Sparks en el condado de Washoe. 

Este otoño, las clases en las escuelas secundarias del condado están operando bajo un estilo híbrido que significa que los alumnos asisten a clases en persona parte del tiempo y hacen la otra parte de la clase en línea. 

La reportera Natalie Van Hoozer habló con Piceno sobre su experiencia con el regreso al aula. 

Natalie Van Hoozer: José, ya han pasado los primeros días de clases en persona, ¿cómo fueron?

José Piceno: Creo que fue emocionante regresar al trabajo. Somos maestros porque nos gusta estar con nuestros alumnos, enseñarles. Era muy esperado regresar. Pero ya estar ahí fue muy difícil, con todas las regulaciones que teníamos que seguir, ver que tengas máscara, entrar y desinfectar todo. Estar separados de ellos seis pies. Los estudiantes callados. No puedo hacer las mismas relaciones que antes podía hacer cuando mis estudiantes estaban ahí, cuando les puedo decir más sobre mi.  Desde el primer día yo siempre trato de hacer una relación con mis estudiantes para que ellos se sientan bien de estar ahí conmigo, que no se sientan asustados. Pero eso no lo pude hacer. Fue muy diferente.

Van Hoozer: En mi reportería anterior sobre el tema de la educación a distancia, muchos maestros me han comentado que es particularmente difícil enseñar matemáticas de forma remota. Como profesor de matemáticas, ¿cuáles son algunas de las estrategias que estás planeando usar este semestre?

Piceno: Una de las técnicas que estoy usando es un modelo híbrido que fue parte del entrenamiento del condado, que se basa en usar tecnología a la máxima capacidad para que los estudiantes empiecen a hacer su trabajo ellos solos, para que ellos vayan al paso que ellos quieran y yo me pueda dedicar a darle atención a los que de veras necesitan esa atención.

Lo que hacen mis estudiantes es cada día entrar, tomar la computadora que yo les proveo, entrar al programa, ver mis lecciones que yo ya tengo en Youtube, o yo mismo enseñándolas ahí en el salon. Después ellos tienen que hacer su actividad y al final hacen un mini-examen para ver si aprendieron lo que debían aprender, o si necesitan revisarlo o hacerme preguntas a mí, o volverlo a hacer. 

Van Hoozer: ¿Estás preocupado sobre si este modelo de educación híbrido o la pandemia, van a crear una brecha de aprendizaje para los alumnos?

Piceno: Va a haber muchas brechas después de este año, inclusive el año que viene. Con lo que vimos en el semestre pasado con los estudiantes en línea, ellos están recibiendo clase en una computadora de una persona que no conocen. Hay videos que si son buenos, solamente explican las cosas una vez. Los estudiantes en línea van a ver la matemática completamente diferente a los que están en persona.

Van Hoozer: ¿Cómo es el equipo de protección y limpieza que usan en las aulas para protegerse del contagio de la COVID-19?

Piceno: Nos proveyeron con máscaras tanto las de tela como las que se pueden tirar después de un uso. También nos dieron una máscara de plástico para cubrirnos toda la cabeza. En cuanto a la limpieza creo que fallaron, porque no recibimos lo suficiente para poder estar limpiando, solo nos dieron una solución de jabón y papel.

Van Hoozer: ¿Estás preocupado sobre tu propia salud y bienestar durante este semestre, enseñando en este estilo híbrido?

Piceno: Mucha gente dice que por ser joven no te pega tan duro o no te enfermas tanto, pero realmente uno no sabe. Yo tengo 27 años pero no sé qué tan fuerte me pueda enfermar. Y a parte de eso yo no quiero traer esa enfermedad a mi casa o a mis padres que ya son más grandes. Esa es la mayor preocupación que creo que todos nosotros tenemos. A parte de los maestros que viven con personas que están en alto riesgo. 

Van Hoozer: ¿Has escuchado inquietudes o preocupaciones de los otros docentes sobre el regreso a la escuela en este tiempo de COVID-19?

Piceno: Lo que más nos preocupa es qué va a pasar si alguien se enferma, o si todo el departamento de matemáticas se enferma. Quién nos va a cubrir las clases, acabamos de empezar. ¿Qué tal si la siguiente semana yo me enfermo o alguien más se enferma? Ya ahí están en peligro no solamente yo, sino todos los estudiantes y todos los maestros con quienes yo tuve contacto. Y a parte de eso, nosotros estamos en todas partes de la escuela, entonces qué va a pasar. ¿Vamos a usar nuestros días de enfermedad paga, o el condado nos va a pagar, se cancela toda la escuela? Son preocupaciones que todos nosotros tenemos, qué va a pasar si uno o más de nosotros se enferma. 

Van Hoozer: ¿Hay algo que quieres que la comunidad en general entienda sobre el reto de ser docente ahora, durante la pandemia? 

Piceno: Espero que la comunidad escuche, que se pongan a pensar en todas las dificultades que nosotros tenemos, ya que cada año nos recortan el presupuesto más e inclusive ahora que es cuando más lo necesitamos. Nosotros nos hicimos maestros porque nos importa mucho el bienestar de nuestros alumnos, y nosotros vemos el poder que tenemos en cambiar la vida de nuestros alumnos. Nosotros queremos estar con nuestros alumnos, pero queremos que ustedes sepan las condiciones en que ellos están regresando. Y necesitamos que le pidan al estado que dé el dinero suficiente para nosotros poder hacer un buen trabajo y darles una educación de calidad.  

El distrito escolar del condado de Washoe confirmó casos positivos de la COVID-19 en múltiples escuelas, incluida la primaria Diedrichsen, la escuela intermedia Vaughn, la academia de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas de Lemelson, y la secundaria de McQueen.

En una rueda de prensa el miércoles 26 de agosto, el oficial de salud del distrito del condado de Washoe, Kevin Dick, reiteró su recomendación del cierre de las escuelas hasta que haya una disminución en la transmisión local de la COVID-19.

Esta entrevista se produjo con el apoyo editorial de la periodista Jenny Manrique en colaboración con Noticiero Móvil. La versión original en inglés fue publicada el 27 de agosto.